Inversión en valor

La inversión en valor es un estilo de inversión desarrollado en 1928 por Benjamin Graham y David Dodd en la universidad de Columbia. Se basa en la compra de acciones con un descuento sobre su valor intrínseco (percepción/estimación de su valor real), aprovechando las fluctuaciones de la bolsa a corto plazo para invertir a largo plazo, puesto que los precios del mercado no siempre representan los fundamentales (la información cuantitativa y cualitativa) de las empresas a largo plazo.

El término “value investing” es a menudo utilizado de forma incorrecta. Mucha gente considera que se refiere a la compra de acciones con características como un PER (ratio entre precio y beneficio de las empresas) bajo o una alta rentabilidad por dividendo. Estas características no determinan si un inversor está obteniendo más valor que el precio que está pagando.

Warren Buffett, probablemente el mejor inversor de la historia, cita a John Burr Williams en su libro The Theory of Investment Value : “El valor de cualquier acción, bono o negocio hoy está determinado por las entradas y salidas de dinero esperadas durante el resto de la vida del activo y descontadas al tipo de interés oportuno” (Williams, 1938). En otras palabras: El valor de la empresa debe reflejar la cantidad de dinero que va a generar en el futuro.

Buscamos invertir en empresas bien posicionadas, con potencial de mejoras estratégicas, y nos asociamos con directivos que crean valor a través del crecimiento de los ingresos y los beneficios.

El inversor inteligente

Warren Buffett, discípulo de Benjamin Graham, considera que El inversor inteligente (1949) de B. Graham es “con diferencia, el mejor libro de inversiones de la historia”. Según Warren Buffett, “si sigues los principios conductuales y empresariales que Graham defiende, y si prestas especial atención a los valiosos consejos que se dan entre los capítulos 8 y 20, nunca tendrás malos resultados en tus inversiones. Que consigas resultados espectaculares o no dependerá del esfuerzo y de la inteligencia con la que gestiones tus inversiones, así como de la amplitud de la locura del mercado durante tu periodo como inversor” (Buffett, 1984).

Vadevalor recomienda a cualquier persona leer este libro antes de tomar cualquier decisión sobre inversiones.

 

Conceptos importantes

Inversión y Especulación

Según Graham, lo que diferencia a un inversor de un especulador es su actitud ante los movimientos de mercado. El especulador intentará beneficiarse de las fluctuaciones del mercado, mientras que el inversor querrá comprar y mantener acciones apropiadas a buenos precios.

Se podría profundizar un poco más, como hizo Warren Buffett al afirmar que el inversor pretende obtener rentabilidades del activo, utilizando un capital ahora para obtener más capital en el futuro a través de las operaciones del propio activo. El especulador se centra en los movimientos de las acciones.

Margen de seguridad

Diferencia entre el valor intrínseco y el valor indicado por el mercado. El secreto de una inversión sensata, según Benjamin Graham es el margen de seguridad. Es importante contar con un margen de seguridad para reducir el efecto negativo de errores de cálculo.

Pricing y Timing

Podemos sacar provecho de las flucuaciones de las acciones de dos formas: “timing” y “pricing”.

Pricing: Se trata de comprar acciones o mantenerlas cuando el precio es inferior a su valor intrínseco y venderlas cuando el precio sube por encima de ese nivel.

Timing: Se trata de intentar predecir la futura dirección del mercado. Esto se consigue comprando o manteniendo cuando el mercado va a ser alcista y vendiendo cuando el mercado va a ser bajista.

El inversor inteligente puede obtener muy buenos resultados a través del “pricing”. Sin embargo, Graham considera que los inversores nunca se pueden creer las predicciones sobre la futura dirección del mercado.

Macroeconomía

Inversores y hombres de negocios no deberían dejar de comprar un negocio maravilloso por preocupaciones a corto plazo sobre la economía.

“Hace 30 años, nadie podría haber anticipado la gran expansión de la guerra de Vietnam, controles de precios y salarios, dos crisis del petróleo, la dimisión de un presidente, la disolución de la Unión Soviética, una caída de 508 puntos del Dow en el mismo día, o los intereses de las letras del tesoro fluctuando entre un 2,8% y un 17,4% (Buffett, 1994).

Valor contable y valor intrínseco

Son dos conceptos diferentes. El valor contable es el patrimonio neto de la empresa tal y como aparece en el balance. Es un concepto económico, que tiene en cuenta el aporte económico del capital que se ha contribuido y de las ganancias retenidas.

El valor intrínseco es la estimación del dinero que va a generar la empresa en el futuro descontado al presente. Es el valor intrínseco por acción lo que importa.

Por lo tanto, el valor contable indica lo que se ha puesto en la empresa y el valor intrínseco lo que se puede sacar de la empresa. Dos empresas con el mismo aporte de capital pueden tener valoraciones muy diferentes.

Teoría de mercados eficientes

La teoría de los mercados eficientes dice que toda la información sobre las empresas ya se refleja en los precios de las acciones por lo que analizar las empresas es inútil. Por lo tanto, una persona seleccionando acciones al azar tendría la misma probabilidad de éxito que el analista de valores más trabajador.

Es una gran ventaja para los inversores en valor tener competidores a los que se les ha enseñado que no vale la pena analizar empresas.

Mr. Mercado

Las acciones de la bolsa son muy líquidas, es decir, los inversores puede comprar o vender las acciones al precio de mercado cuando quieran, como si un hombre llamado Mr. Mercado ofreciese comprar y vender acciones a un precio determinado. Por lo tanto, los inversores pueden saber el valor de mercado de sus posiciones en todo momento.

En determinadas ocasiones, las valoraciones de Mr.Mercado son razonables, pero normalmente son o demasiado altas o demasiado bajas. Un inversor inteligente estará contento de comprar cuando el precio sea bajo y de vender cuando el precio sea alto.

Los precios de las acciones se determinan por la oferta y la demanda de los inversores y esto hace que en ocasiones sea posible comprar participaciones de negocios a precios muy inferiores a los que se hubieran alcanzado a través de una compra privada.

Inflación

La inflación es el incremento del nivel general de precios de bienes y servicios.

En 1949, cuando Benjamin Graham publicó El inversor inteligente, en Estados Unidos eran muy conscientes de que tenían que hacer frente a la inflación por la disminución del poder adquisitivo del dólar en el pasado y el miedo a fuertes caídas en el futuro.

Las acciones tienen ciertas ventajas con respecto a los bonos puesto que ofrecen cierto grado de protección en el caso de la depreciación de la moneda. los bonos no ofrecen esa protección, (ya que el interés que ofrecen no se ajusta por la inflación).

Si alguna vez ocurre una espiral inflacionista, las acciones son el mejor lugar para mantener tu poder adquisitivo. Alemania en los años veinte y Argentina tras su fuete devaluación del 2002 son buenos ejemplos de este fenómeno, la bolsa subió fuertemente durante ese periodo en ambos países. Esto tiene sentido ya que las empresas son capaces de incrementar los precios cuando hay inflación. El dinero en efectivo se deprecia y la renta fija, cuyo valor se fija en términos nominales también pierde valor.

Escuela austriaca de economía

Según esta teoría, el sistema bancario con reserva fraccionaria genera de forma continua crisis económicas. Esto se debe a que en periodos de expansión crediticia, los bancos generan una nueva liquidez que se invierte sin que haya habido un previo ahorro por parte de la población (concediendo más préstamos sobre su base de depósitos).

El tipo de interés pasa a ser inferior al que se hubiese tenido sin una expansión crediticia, lo que a su vez da lugar a nuevas inversiones en proyectos intensivos en capital. Los empresarios comienzan nuevos proyectos de inversión como si la sociedad hubiese incrementado su ahorro.

Sin embargo, un gran número de estos proyectos financiados por la banca acaban no siendo rentables, por lo que muchas empresas quiebran y esto repercute gravemente en los bancos.

En periodos de expansión monetaria la oferta monetaria crece a través de multiplicador bancario, pero esta expansión artificial acaba en una inevitable contracción provocada por el incremento de impagos y por la devolución de préstamos que generan una reducción en la oferta monetaria. Esto viene acompañado de la disminución en el valor de los activos del sistema bancario.

Varios inversores han comentado que consiguieron evitar invertir en determinados sectores antes de la crisis financiera del 2008 gracias a esta teoría económica. Francisco García Paramés destaca que es el marco correcto para entender los acontecimientos económicos e incluso sociales.

Como vemos, la escuela austriaca considera que los ciclos económicos son provocados por las malas inversiones realizadas cuando el tipo de interés es mantenido artificialmente bajo.

Para más detalles, recomendamos leer el libro Dinero, crédito bancario y ciclos económicos del profesor Jesús Huerta de Soto. Independientemente de nuestra ideología política y económica, el libro es extremadamente útil para comprender cómo funciona el actual sistema bancario. Además, lo explica de una manera sorprendentemente sencilla, comenzando por la historia de las crisis bancarias.

¿Cómo podemos ayudarte?